jueves, 30 de junio de 2016

¿Oliva o aceituna?

Muchos españoles nos hemos preguntado alguna vez la diferencia entre oliva y aceituna para describir una aparente misma realidad, el fruto del olivo (o aceituno).

Algunos alegan que la diferencia reside en el color del fruto, el más oscuro aceituna, el más clarito oliva. Otros creen que la diferencia está en la zona geográfica en la que se hable. Incluso los hay que tratan de hilar más fino y dicen que lo que las distingue es que la aceituna es la que se usa para hacer el aceite y la oliva el fruto que se consume tal cual.

Lo cierto es que tanto oliva como aceituna es exactamente lo mismo, el mismo fruto, sin ninguna distinción. Lo único que distingue una de la otra es la etimología de la palabra.

Oliva procede del latín (préstamo del griego) oliua, mientras que aceituna procede del árabe zaytunah. No hay más secreto... bueno, sí. Algunos diréis ¿pero por qué se usa una más que otra en según qué región?

La respuesta es clara y sencilla, por el uso del latín y el árabe en la Península Ibérica durante la convivencia entre las diferentes culturas que coexistieron en el territorio.
Todo viene por una confluencia de palabras por el desgaste del latín (que acabó generando la lengua castellana).
En un momento de la historia de nuestra lengua, tanto la palabra para designar aceite en latín "oleum" y la que designa ojo "oculum", por el desgaste de la lengua acabó formando palabras muy parecidas entre ellas: Oleum>oleo>olio>oillo>ojlo / Oculum>oculo>ojclo>ojlo>ojo.

En el momento en que ojlo (aceite) y ojlo (ojo) se confundían, los hablantes de ese castellano naciente (o latín desgastado) buscaron otra palabra para designar una misma realidad. Así, como en árabe tenían otra palabra para designar el "ojlo" que venía del "oleum", la tomaron para diferenciarla del "ojlo" procedente del "oculum". La palabra árabe para designar el "oleum" latín era "azzayt", de ahí azaite y por fin aceite.

¿Por qué se usa, por ejemplo, más la palabra "oliva" que "aceituna" en Cataluña que en Andalucía o Castilla?
Pues porque el territorio de donde nació la lengua catalana estuvo menos en contacto con el árabe durante la edad media que el territorio de habla castellana, por lo tanto el catalán es una lengua más conservadora con respecto al latín que el castellano.

"Oleum" acabó dando "oli" en catalán. Mientras que "oculum" acabó siendo "ull".
El gallego también toma la palabra aceite para designar "oleum", mientras usan "ollo" para "oculum". (Nótese la proximidad dentre "ollo" y "olio").

Como hemos podido comprobar, no existe ninguna diferencia entre aceituna y oliva más que la procedencia de la palabra en sí.
Y es que la lengua tiene estos mecanismos y muchos más para sustituir palabras que suenan igual, o cambiar una palabra que nos asusta por otra para no producirnos angustia al pronunciarla. Pero de estos cambios y mecanismos de la lengua hablaré más adelante.

Olivas y aceite
(extraída de nutricionistaencasa.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario